La suerte es masculina o femenina?

¿La suerte es machista o feminista? 

El año 2017 se armó cierto revuelo cuando lanzaron el anuncio de la lotería de Navidad. Sí, el del Amenábar. Ya, a mí también me pareció flojo y con azúcar de más…

https://youtu.be/RtPtEtikvhU

Pero bueno, que el jaleo surgió por otra cosa: el Consejo de la Juventud de España (CJE) apuntaba que el anuncio era machista y sexista, porque el personaje de ella era “una mujer silenciada sin autonomía o control sobre su propia vida”.   

La verdad es que me hizo pensar, pero no mucho en el propio vídeo, ya que oye, partimos de que la chica del anuncio era en realidad una alienígena. Aún así me gusta saber que las nuevas generaciones están muy atentas para que nadie se pase ni un pelo. Al lío: que me hizo pensar en si en todo esto a lo que yo me dedico había sexismo, machismo, feminismo, o cualquier -ismo venenoso.

 

 

De primeras, me da por pensar que la suerte no puede ser sexista, ¿no? Se trata de ese elemento invisible o “sobrenatural” que no actúa juzgando nada, solo ocurre, haciéndose el longuis. Pero claro, ya que estaba la suerte funcionando por ahí podría haber equilibrado la balanza a favor de la mujer durante algunos siglos. 

Discriminación azarosa positiva, podríamos llamarlo. Si intentamos encontrar la luz entre los datos, vemos que en España los que más lotería compran online son los hombres entre 30 y 49 años. El total de caballeros compran el 60% de la lotería adquirida por la red, y las señoras un 40%, subiendo con fuerza su porcentaje durante los últimos 3 años hasta 2017. 

Así que podemos decir que las mujeres estamos ahí peleando por atraer una mejor suerte en este ámbito. A base de monedero, claro. Si buscamos hacia quién se inclina esa suerte caprichosa, encontramos dos ejemplos recientes en los que unos premios bien majos tocaron de cerca a las mujeres:

 

El mayor premio en la historia del Euromillones, que ascendía a 190 millonazos (trago saliva) y salió en octubre de 2017, lo vendió una señora llamada Almeida en su administración de lotería del centro comercial El Mirador, en Las Palmas de Gran Canaria.

 

Del ganador no se sabe nada, podría haber sido un turista que pasaba por la isla o algún vecino que ha preferido andar por la sombra. Si tú también quieres probar, hazte con tu billete del Euromillones aquí. A la que sí podemos poner cara es a Mavis Wanczyk (no lo repetiré), la afortunada que se pegó un baño de suerte de 758 millones de dólares con la Powerball, el premio individual más grande de la historia de la lotería de los EE.UU., en agosto del 2017.  La expresión “hacer el agosto” es un eufemismo en su caso.

¡Esas chicas ganadoras!

En La Lotera es muy fácil jugar a la lotería online

Descárgate la app de La Lotera y empieza a jugar apuestas múltiples para multiplicar tu premio.